El incendio de Gran Canaria ha quemado 1.000 hectáreas

Los dispositivos terrestres y aéreos desplegados en Gran Canaria han logrado contener el incendio forestal declarado este sábado en la cumbre de la isla.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, informó en rueda de prensa de que el incendio no ha progresado gracias al «magnífico» trabajo de entre 500 y 600 personas del operativo terrestre y del operativo aéreo, formado por diez helicópteros y una avioneta. «El fuego está contenido, pero no extinguido y podría evolucionar», adelantó Torres, por lo que han sido activados «todos los mecanismos para atender cualquiera de las situaciones posibles».

Asimismo, la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ministerio de Defensa desplegó efectivos de la Unidad de Intervención en Emergencias en Canarias (UIEN Canarias) desde sus bases de Gando (Gran Canaria) y Los Rodeos (Tenerife) para colaborar en las tareas de extinción.

El fuego comenzó sobre las 12.00 horas de este sábado en la zona de Juncalillo, en el municipio de Artenara.

Aunque en un principio se confió en una rápida estabilización del mismo y de hecho estaba en un 85% de su perímetro estabilizado, durante la noche los diferentes focos se reavivaron.

Una docena de pequeños núcleos poblacionales tuvieron que ser desalojados durante la noche como medida preventiva ante la cercanía del fuego.

Subscríbete

Recibe las noticias al momento