Internacional Últimas

Tratado de Libre Comercio con nueva dirección

La cuarta ronda del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) promete ser compleja y el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, anunció la mañana de este miércoles que los tres países ya terminaron las discusiones respecto a competencia.

La mesa de negociaciones del TLCAN enfrentará en su primer día nuevas exigencias de Estados Unidos que amenazan con hundir el proceso para modernizar el acuerdo.

Trudeau se reunirá con Trump y con legisladores estadounidenses que trabajan en el TLCAN en momentos en que cientos de funcionarios y lobistas de Canadá, México y Estados Unidos acuden a un hotel en Arlington, Virginia, para una cuarta ronda de conversaciones.

La visita del líder canadiense a Estados Unidos se produce en medio de crecientes asperezas en las conversaciones del TLCAN, luego de que Trump amenazara de nuevo con abandonar el acuerdo y la Cámara de Comercio estadounidense acusara el martes al Gobierno en Washington de intentar sabotear las discusiones con “propuestas venenosas”.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, ha advertido que un término del TLCAN podría marcar un punto de quiebre en las relaciones entre Estados Unidos y México, lo que afectaría la cooperación en áreas no relacionadas al comercio.

Las conversaciones sobre el TLCAN podrían estancarse por las agresivas demandas de Estados Unidos de elevar abruptamente los requerimientos de origen local para componentes de autos y autopartes, según expertos comerciales.

Fuentes informadas sobre las propuestas de Estados Unidos dijeron que éstas apuntan a elevar el límite para el contenido de origen norteamericano a 85 por ciento, desde el actual 62.5 por ciento, con un requerimiento específico de fabricación estadounidense de 50 por ciento.

“Estas propuestas serán recibidas con una extendida oposición de Canadá y México. Creo que es una demanda demasiado exigente”, dijo Wendy Cutler, directora de políticas de Asia Society en Washington y exjefa negociadora de Estados Unidos del acuerdo comercial de Transpacífico que fue cancelado por Trump.

Otras propuestas contenciosas de Washington, que encontrarán rechazo de Canadá, México y de algunas empresas estadounidenses, buscan realizar cambios radicales al sistema de arbitraje del TLCAN, modificar las normas sobre propiedad intelectual y establecer una protección adicional para los productores estacionales de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *