Local Últimas

Nuevo conato de violencia en la colonia Zapata por disputa de apoyos

Jojutla.- Vecinos de la colonia Zapata de este lugar, una de las más afectadas con el sismo del pasado 19 de septiembre, pidieron a los habitantes de otras colonias que se vayan, para que no les quiten los apoyos que llegan de manera voluntaria. Los fuereños dijeron que ellos también son damnificados.

El día de ayer se dio otro conato de violencia, cuando, reunidos en la calle Diez de Abril, los colonos, ya molestos, pidieron a la gente de otras comunidades y municipios que se retirara.

Pedro Téllez, vecino de la también llamada zona cero, explicó que la gente cree que el 95 por ciento de lo que llega de ayuda a la colonia se lo llevan personas que no radican ahí ni son damnificados, lo que ha generado molestia.

“Son gente de Xoxocotla, Yautepec, de todos lados y no guardan el orden; se avientan, nos agreden. Les pedimos que nos respeten, pero no pasa eso”, contó.

Por ello, se acercó a invitar a quienes vienen de fuera a que se retiren del lugar, para evitar cualquier tipo de conflicto.

“La gente de mi colonia está enardecida, por eso les pedimos de la manera más atenta y de favor que se retiraran, para evitar un conflicto, de lo que nos podamos arrepentir ambas partes”, expresó.

Consideró que si ellos también están damnificados, deben acudir a su autoridad auxiliar del municipio que corresponda, y aseveró que si no hacen caso, los colonos decidirán qué hacer.

Otra vecina dijo que se genera mucha basura y temen el brote de enfermedades.

Pero los que no radican ahí no se retiraron. Las mujeres, que no se movieron del lugar, se reservaron hacer declaraciones, pero comentaron que ellas también son damnificadas.

Al respecto, Taurino Pérez Guzmán lo consideró injusto y discriminatorio. “No se vale que los de la Zapata estén discriminando a la gente, porque a ellos les dan. Yo he venido en las noches y he visto cómo se llevan las despensas por cartones. No se vale que discriminen a la gente que viene de fuera, porque todos tenemos necesidad. De una u otra manera, nos quedamos sin empleo y ahora qué voy a vender, por eso vengo, aunque sea dos, tres despensas me llevo y con eso ya”, relató.

Dos mujeres se hicieron de palabras y llegaron a las manos, por lo que los demás tuvieron que intervenir para impedir que se generalizara la gresca.

Minutos antes, ya un grupo de personas se habían apostado también en el albergue federal, ubicado en el Jardín de Niños “Fermina Rivera”, para prohibir también el paso de personas de otras colonias, pero al final se retiraron.

Los vecinos comentaron que no es la primera vez que los colonos de Emiliano Zapata despiden a personas de otras poblaciones y se da este tipo de situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *