La sonda Parker de la NASA se dirige al Sol

La sonda Parker de la NASA se dirige al Sol

La misión de la sonda solar Parker de la NASA se lanzó el 12 de agosto desde la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida con rumbo al Sol.

Será la primera en volar directamente a través de la corona del Sol, la peligrosa región de calor intenso y radiación solar en la atmósfera del Astro rey que es visible durante un eclipse.

Recopilará datos que podrían ayudar a responder preguntas sobre la física solar que han desconcertado a los científicos durante décadas.
Puede ayudar a mejorar nuestra comprensión de cómo la estrella de nuestro sistema solar cambia el ambiente espacial, donde el clima cósmico puede afectar a los astronautas, interferir con las órbitas de los satélites o dañar los componentes electrónicos de las naves espaciales.

Con un peso de 65 kilos y 3 metros de altura transmitirá sus primeras observaciones científicas en diciembre, comenzando una revolución en nuestra comprensión de la estrella que hace posible la vida en la Tierra.

La sonda Parker utiliza un escudo térmico con dos paneles de compuesto de carbono y carbono sobrecalentado que intercalan un núcleo de espuma de carbono ligero de 2.4 metros de diámetro y 115 mm de espesor. Esos milímetros de protección significan que, el cuerpo de la nave espacial estará a 30 C. Este ligero aislamiento lleva un toque final de pintura cerámica blanca en la placa que da al sol, para reflejar la mayor cantidad de calor posible.

Para que los cables eléctricos no se derritan, la NASA cultivó tubos de cristal de zafiro para suspender el cableado e hizo los cables de niobio.
El físico Eugene Parker observó el lanzamiento de la nave espacial que lleva su nombre, Parker Solar Probe, de la NASA, a primera hora de la mañana del 12 de agosto de 2018.

La nave que lleva su nombre busca resolver cuestiones como la diferencia de la temperatura de la atmósfera del astro rey que está a más de un millón de grados, mientras que la propia superficie solar está a seis mil grados.

La sonda, orbitará 24 veces alrededor del Sol y se irá acercando progresivamente a éste con la ayuda de la gravedad de Venus, llegará a su punto más cercano en 2025, que es cuando podrá reunir la información más valiosa.

La sonda Parker de la NASA se dirige al Sol

VÍA DE INFORMACIÓN: NASA

Subscríbete

Recibe las noticias al momento