Columna política Últimas

Acortar caminos de desigualdad

Desde el Senado

Por: Lucía Meza

¿Qué significado podría tener conmemorar el Día Internacional de la Mujer; cuando en México, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2018 dos mujeres fueron víctimas de feminicidio diariamente?

En tanto, el Observatorio Nacional Contra el Feminicidio ha estimado que un 60% de esos casos quedan impunes. Según el INEGI, entre el 2000 y el 2014, en el país fueron asesinadas 26 mil 267 mujeres, un promedio de cinco mujeres al día.

Los asesinatos de mujeres comenzaron a denunciarse en 1993 cuando de manera destacada se empezaron a conocer casos de las que fueron victimadas en la zona fronteriza de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Las entidades en México que lideran los feminicidios son: el Estado de México, Veracruz, Puebla, Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua. Sin embargo, datos de organismos nacionales e internacionales, incluido la ONU-Mujeres, han denunciado que las estadísticas se quedan cortas respecto de los datos oficiales. 

El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), dependiente de la ONU, ha señalado que pese a los esfuerzos del gobierno de México aún se requiere adoptar medidas “urgentes” para prevenir, investigar y juzgar las muertes violentas y desapariciones de mujeres en el país. El informe indica que “las mujeres y niñas mexicanas siguen siendo blanco de la inseguridad, violencia, crimen organizado y tráfico de drogas”.

Por ello, fue importante haber establecido el feminicidio dentro del catálogo de delitos de alto impacto, para que sea procedente la prisión preventiva oficiosa, ya que este delito ha alcanzado proporciones que nos deben de preocupar. Lamentablemente los crímenes con violencia siguen repuntando, así como la impunidad y el aumento de la inseguridad de las mujeres, además de que los culpables no son consignados.  

“El comité sigue profundamente preocupado por los patrones persistentes de violencia de género que se ha extendido contra mujeres y niñas, incluida la violencia física, psicológica, sexual y económica, así como el aumento de la violencia doméstica, las desapariciones forzadas, la tortura y el asesinato, ataques sexuales, en particular el feminicidio”, según refiere un documento del organismo.

Este año el tema del Día Internacional de la Mujer busca que como sociedad “pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia e innovemos para el cambio”; es decir, que aboguemos por la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Afortunadamente, en México ha habido cambios que han podido garantizar el ejercicio de los derechos de las mujeres; aunque hay mucho por hacer a fin de alcanzar la igualdad de género. 

Necesitamos acortar los caminos de desigualdad que aún viven las mujeres en relación con los hombres, y por ello el tema de la violencia hacia las mujeres debe ser fundamental como lo dijo Nadine Gasman Zylbermann, a quien hace unos días la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, le tomó protesta como directora del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

El nombre de Nadine podrá sonarnos extraño, pero cabe destacar que nació en la Ciudad de México, además ser una excelsa médica y tener maestría en Salud Pública por la Universidad de Harvard,doctorado en Gestión y Políticas de la Salud por la Universidad Johns Hopkins.

Ha sido representante de la oficina de ONU Mujeres en Brasil y desde ahí ha emprendido una destacada lucha para la eliminación de la violencia contra la mujer para América Latina y el Caribe.

Gasman Zylbermann ha señalado que su prioridad será prevenir la violencia contra las mujeres, y por ello su arribo al Inmujeres debe significar el poder celebrar su llegada al organismo, previo al Día Internacional de la Mujer, porque está decidida a dar una ardua lucha en favor de las mujeres, y que no sólo las instituciones sean las responsables; sino a todos los sectores sociales, y de manera particular los hombres que deben deshacerse de su machismo. 

Senadora por Morena